Archivo

2018

Agosto

Julio

Junio

Mayo

Abril

Marzo

Febrero

Enero

2017

Diciembre

Noviembre

Octubre

Septiembre

Agosto

Julio

Junio

Mayo

Abril

Empieza el año con buenos hábitos alimentarios

15/01/2018


Los hábitos alimentarios se aprenden desde la niñez y se modifican conforme a las etapas de desarrollo y estilo de vida. En la edad adulta es indispensable llevar a cabo prácticas saludables en alimentación que garanticen una ingesta adecuada de nutrimentos que el cuerpo necesita para realizar sus actividades diarias.


El inicio del nuevo año es una excelente oportunidad para empezar a tener una vida más sana. Para llevar una alimentación saludable, te recomendamos poner atención a lo siguiente:


Planifica tus comidas. Planea todo lo que vas a comer durante el día. Si respetas los horarios de las comidas evitarás sentirte con hambre y controlarás mejor lo que comes, además de volver más eficiente a tu sistema digestivo.


Nunca te saltes el desayuno. Se trata de la comida más importante del día. Después de estar 8 horas sin comer durante la noche, el organismo necesita el alimento para poner en marcha el metabolismo y brindar la energía para el resto de la jornada.


Realiza entre 5 y 6 comidas al día. Especialistas señalan que comer cada tres horas ofrece grandes beneficios para tu organismo pues brinda mayores niveles de energía, reduce el apetito y aumenta las funciones metabólicas.


Fíjate en las porciones. Tener una dieta balanceada consiste en comer de todos los grupos nutrimentales para obtener los requerimientos diarios de vitaminas, minerales y proteínas. El organismo tiene una capacidad máxima de absorción de nutrimentos de una sola vez, así que evita comer grandes cantidades en una sola comida.


Descarta alimentos y bebidas poco saludables. Aléjate de aquellos ricos en azúcares refinados como panes blancos, dulces, refrescos y alimentos procesados. Además evita el consumo de alcohol y tabaco.



Evita freír los alimentos. Aceites vegetales como el de oliva o girasol son saludables de forma cruda, contienen ácidos grasos esenciales y son ricos en vitamina E, pero al calentarlos pierden atributos saludables.


Bebe por lo menos dos litros de agua al día. Mantener una hidratación adecuada es fundamental para mantener la salud física y mental. Este líquido representa entre 50 y 70% del peso corporal y se puede obtener por tres vías: agua natural, sopas y otras bebidas y el agua natural que contienen los alimentos.


Con el acelerado ritmo de las ciudades es común caer en tentaciones de comida poco saludable, así que lo primero que debes hacer es preparar una lista de los alimentos que vas a ocupar para tenerlos disponibles. Recuerda que no pueden faltar las verduras y frutas ricas en vitaminas, minerales y fibra; pescados, leguminosas, carnes magras, huevo, frutos secos y lácteos.


Llevar una alimentación equilibrada, variada y suficiente, además del ejercicio físico y tomar agua, son la única vía para estar sanos. Una dieta variada debe incluir alimentos de todos los grupos para cubrir tus necesidades energéticas y nutrimentales. Cambia de hábitos y tu cuerpo te lo agradecerá.



Fuentes:


Cómo mejorar sus hábitos de alimentación

https://www.cdc.gov/healthyweight/spanish/losingweight/eatinghabits.html


Hábitos alimentarios saludables

http://www.aytojaen.es/portal/RecursosWeb/DOCUMENTOS/1/0_1163_1.pdf


Comparte: