Archivo

2018

Agosto

Julio

Junio

Mayo

Abril

Marzo

Febrero

Enero

2017

Diciembre

Noviembre

Octubre

Septiembre

Agosto

Julio

Junio

Mayo

Abril

Despídete de la molesta indigestión

17/11/2017


Seguramente te ha pasado que después de una comida excesiva sientes un desagradable malestar estomacal. La dispepsia, conocida como indigestión, es un trastorno del aparato digestivo que provoca una mala asimilación de los alimentos y se caracteriza por un dolor o ardor en la parte alta del abdomen o en el pecho, generalmente acompañada de acidez, flatulencias, eructos, hipo, sensación de hinchazón abdominal, regurgitación (regreso de la comida a través del esófago), náuseas y vómito.


Es un problema frecuente en los mexicanos, sobre todo en adultos con hábitos alimentarios poco saludables. Puede ser consecuencia de comer en exceso, muy rápido y alimentos grasosos o condimentados. Otros factores que pueden desencadenarla son el abuso en el consumo de alcohol y tabaco, la ingesta de ciertos medicamentos, y comer con cansancio excesivo y tras períodos prolongados de estrés.


Las personas con indigestión pueden obtener mejoras considerables en la salud si modifican las malas prácticas en la alimentación y estilo de vida, aunque en algunas ocasiones puede ser provocada por problemas en las vías digestivas, úlcera péptica, Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico (ERGE), cáncer de estómago y alteraciones del hígado, vesícula biliar o páncreas.


Estas son algunas recomendaciones que te ayudarán a evitar la molesta indigestión:


  • Procura no tomar café si no has ingerido alimentos.

  • Evita el consumo de alimentos condimentados, picantes y fritos.

  • Evita el consumo de bebidas alcohólicas.

  • No realices actividad física inmediatamente después de las comidas.

  • Reparte los alimentos en porciones pequeñas para comer de cinco a seis veces al día.

  • Come despacio, con tranquilidad, y mastica bien cada uno de los alimentos que consumas.

  • Evita tomar bebidas gaseosas y demasiados líquidos durante la comida, ya que el proceso de digestión será mucho más lento.


Si presentas síntomas como pérdida de peso, vómitos persistentes, hemorragias, anemia, dolor o dificultad al tragar los alimentos o dolor de estómago intenso y constante, pueden ser señales de un problema mucho más serio, por lo que es recomendable no automedicarte y acudir con el médico de forma inmediata, especialista que te dará el diagnóstico y tratamiento más adecuado.




Fuentes:


Dr. Javier Pérez Gisbert. Guías de Práctica Clínica sobre Manejo del Paciente con Dispepsia

http://www.aegastro.es/sites/default/files/archivos/documento-grupo/dispepsia_0.pdf



International Foundation for Functional Gastrointestinal Disorders. Tratamiento la Dispepsia Funcional: ¿Cuáles son sus opciones?

https://www.iffgd.org/en-espanol/tratamiento-la-dispepsia-funcional-cuales-son-sus-opciones.html


Comparte: