Archivo

2018

Agosto

Julio

Junio

Mayo

Abril

Marzo

Febrero

Enero

2017

Diciembre

Noviembre

Octubre

Septiembre

Agosto

Julio

Junio

Mayo

Abril

Salud y nutrición para las mamás de hoy

28/05/2017


Náuseas, vómitos, mareos, hinchazón en piernas, dedos, tobillos y pies; cansancio, debilidad, estreñimiento, dolor de cabeza y espalda, somnolencia o acidez estomacal, son sólo algunos de los malestares que pueden sentir las embarazadas, todos ellos fruto de los cambios hormonales que experimenta su cuerpo. Sabemos que más allá de los malestares, el embarazo es una etapa de felicidad que se debe disfrutar. Para llevar a cabo este periodo de forma saludable, las futuras mamás deben tomar en cuenta lo siguiente:

  • Sana alimentación. Se basa en tres grupos de alimentos que contienen los nutrimentos necesarios durante el embarazo y la lactancia: verduras y frutas, cereales y alimentos de origen animal y leguminosas.
  • Tres elementos clave. Toda embarazada necesita llevar una alimentación balanceada e incrementar su consumo de hierro, calcio y ácido fólico para obtener los nutrimentos que necesita y así obtener la energía necesaria para el bebé que asegure su adecuado crecimiento. Para saber más sobre el tema consulta el artículo Nutrición en el embarazo.
  • ¿Pescados y mariscos? Debe evitarlos si están crudos, debido a que pueden provocar intoxicaciones alimentarias y enfermedades infecciosas.
  • Peso correcto. En promedio debe aumentar entre 8 y 12 kilogramos, dependiendo de su complexión física pero lo mejor es acudir con un profesional de la salud para darle seguimiento a su peso y estado de nutrición en general.
  • Fuera estreñimiento. Para evitarlo es indispensable el consumo de pan y cereales de granos integrales por su contenido de fibra y que tome de ocho vasos a 2 litros de agua al día.
  • Cabello hermoso. Los cambios hormonales provocan falta de brillo, caída, caspa y cebo capilar. Un lavado diario con un shampoo de PH neutro ayudará a estabilizar el cuero cabelludo.
  • Adiós al cigarro. El tabaco aumenta el riesgo de problemas como el aborto involuntario, desprendimiento prematuro de placenta y hasta parto prematuro.
  • Ni gota de alcohol. Su consumo incrementa las probabilidades de que el bebé nazca con bajo peso y tenga problemas de aprendizaje, habla, atención, lenguaje e hiperactividad.
  • Bienvenido el ejercicio. Al realizar actividades físicas moderadas y constantes la futura mamá conseguirá mejorar su condición cardiovascular y muscular.
  • Movimientos clave. Un profesional de la salud, podrá explicar los ejercicios ideales para los músculos del suelo pélvico. Con esta medida se puede evitar la incontinencia urinaria y disminuir los dolores lumbar y pélvico.
  • Vestimenta cómoda. Es necesario que use ropa holgada para que la sangre circule mejor.
  • Fuera tacones. Al evitarlos disminuirá la posibilidad de caídas que conlleven a lesiones y complicaciones durante el embarazo.
  • Piernas y pies sanos. Durante esta etapa se sentirán más pesados que de costumbre. Para aliviar el cansancio de las piernas debe mantenerlas en alto durante 10 minutos al día, esto facilita su circulación aunado a duchas frías y movimientos circulares desde el tobillo hasta el muslo.
  • No a la automedicación. Por muy inofensivo que resulte un medicamento de venta libre, puede generar anormalidades en el desarrollo del bebé. Siempre debe consultar con su médico antes de ingerir cualquier medicamento.
  • Salud dental. Se sugiere el uso de un cepillo de dientes de cerdas suaves, pasta especial e hilo dental, debido a que durante los nueve meses las encías son más propensas a inflamarse o infectarse por los cambios hormonales.
  • Poca cafeína. En beneficio de su salud, es necesario que reduzca significativamente el consumo de café, té, cacao y algunas bebidas gaseosas.
  • Cuidado con los rayos X. Pueden ser perjudiciales para el embrión o el feto a partir de ciertas dosis, edad gestacional y lugar de exposición.
El embarazo es un periodo durante el cual se debe llevar un estilo de vida saludable, pues se verán beneficiados tanto la madre como el bebé. Se recomienda llevar una alimentación equilibrada que contenga productos de todos los grupos de alimentos; hacer ejercicio de forma moderada; y alejarse de sustancias nocivas como el alcohol y el tabaco. Además, para llevar un embarazo sano y que llegue a feliz término, es necesario acudir con el médico especialista para que lleve un control prenatal.

Fuentes:
Norma oficial mexicana NOM 043
http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5285372&fecha=22/01/2013
Alimentación y nutrición durante el embarazo UNICEF
https://www.unicef.org/lac/consejos_nutricion_full.pdf
 
Revista Internacional de Obstetricia y Ginecología ('BJOG: An International Journal of Obstetrics and Gynaecology')

Comparte: