Archivo

2018

Diciembre

Noviembre

Octubre

Septiembre

Agosto

Julio

Junio

Mayo

Abril

Marzo

Febrero

Enero

2017

Diciembre

Noviembre

Octubre

Septiembre

Agosto

Julio

Junio

Mayo

Abril

Diversión, clave para que los niños cuiden su salud

11/04/2017


En Instituto Danone sabemos que comer de forma adecuada, beber agua, hacer actividad física y ejercitar la mente, son algunos hábitos que si se llevan a cabo desde la infancia propician una vida sana, con menos enfermedades. Estamos convencidos que si la diversión forma parte del proceso, será más fácil para los niños cuidar su salud.

Una alimentación balanceada garantiza que los niños obtengan los nutrimentos que necesitan para su crecimiento. Aunque los pequeños tengan su lista de alimentos favoritos, es necesario que los padres los animen a probar nuevos sabores y texturas, para que poco a poco vayan integrando elementos a su dieta.

Pero esto no tiene por qué ser aburrido, los papás pueden proponer una actividad lúdica. Por ejemplo jugar a ser chefs y crear menús originales como una ensalada, en donde el niño escoja dos de sus verduras predilectas y los adultos una que no le guste tanto o no haya querido probar. La intención es que los pequeños echen a volar su imaginación en la elaboración de los platillos y disfruten comer sano. Esto lo pueden hacer por lo menos una vez a la semana.

Otro hábito saludable es establecer horarios fijos para cada comida. Los niños pueden participar escribiendo en un pizarrón las horas establecidas y el menú de la semana. De ser posible, que ellos los acompañen al mercado o al súper, así se sentirán más involucrados, animosos y con ganas de que sea “la hora de comer”.

La comunidad médica ha declarado que el ejercicio es un aliado indispensable para el desarrollo físico, mental y social de los niños. Si disfrutan de realizar actividades deportivas –porque van de acuerdo a sus gustos e intereses-, será más fácil que lo hagan pues no lo verán como obligación. Pero no sólo se trata de su clase de educación física o de sus partidos de futbol, los papás pueden organizar planes familiares al aire libre donde los niños interactúen con los demás miembros de la familia para reforzar su interacción social.

Además de la actividad física, es importante invitarlos a descubrir otros tipos de entrenamiento que involucren más destrezas y habilidades mentales, como los crucigramas, sopa de letras o juegos de memoria. Este tipo de entretenimiento los ayudará a mejorar capacidades como la memoria, concentración, atención, razonamiento y lógica. Si ven que sus papás lo hacen y se divierten, seguramente ellos también querrán hacerlo.

Los niños, sobre todo los más pequeños, suelen imitar todo lo que ven. Si sus papás se bañan todos los días, ellos van a querer hacer lo mismo; si comen alimentos saludables, a ellos se les antojará hacerlo. Así que es muy importante que los padres sean buenos ejemplos en casa. Deben fomentar la idea de que la diversión no está peleada con la salud.

Comparte: